Como congelar y guardar las frutas de tu verdulero

Para poder congelar frutas, debes seleccionar frutas maduras pero no demasiado blandas. Lavarlas bien con agua fría y secarlas, pelar y quitar las partes dañadas. Si la fruta es un tipo que se decolora con facilidad, tratarla con ácido ascórbico (la vitamina C) para prevenir la decoloración. Se puede adquirir el ácido ascórbico en forma de polvo, tableta o cristalina; además existen soluciones específicas, que se puedan comprar.

Podemos congelar fruta con azúcar o almíbar, o sin endulzar. La que no contiene azúcar es más blanda y menos sabrosa, pero es ideal para las personas que desean tomar menos azúcar. Se podrán congelar las frutas en agua o zumos de fruta, como manzana, naranja, piña o uva blanca. Se pueden congelar uvas, moras o arándanos en una bandeja plana en una sola capa, y envasarlos cuando ya se encuentren congelados. Son muy buenos para cubrir una ensalada o para alimento sano y refrescante cuando haga calor. Pero para su lógica conservación, nada como unos buenos verduleros, donde su proceso natural nos dejará disfrutar del producto, podremos encontrar gran variedad de ellos en http://www.masmasiatienda.com/categorias/verduleros son especialistas en ellos.

Congelar con azúcares, se trata de un buen sistema para la conservación de las frutas jugosas, que puedes utilizar para confeccionar tartas u otras comidas.

Si quieres tomar las frutas crudas, es mejor su congelación en almíbar. Usa la lista abajo para ver cuánto azúcar debemos utilizar. Disuelve el azúcar en agua caliente y déjalo enfriar por completo. Pela la fruta y córtala para introducirla en el frasco. Pon más o menos 1/2 taza de almíbar por frasco de 1 pinta.

Recetas para almíbar:

Almíbar «light»: 4 tazas de agua con 1 taza de azúcar

Almíbar «medium»: 4 tazas de agua con 1 3/4 taza de azúcar

Almíbar «heavy»: 4 tazas de agua con 2 3/4 tazas de azúcar