Algunos detalles a tener en cuenta al colocar la banderola vintage

* Lectura
Cuando examinaste la eficiencia de tu logo y confirmaste que cumple con los estándares mínimos citados, prosigue valorando la calidad de lectura que tiene tu banderola exterior. Continuamente vemos en nuestro trabajo diario, letreros de tiendas que sencillamente no tienen la lectura adecuada y por tanto no ayuda a atraer clientes del servicio a la tienda.

La lectura de la banderola de exterior debe ver con la proporción que guardan los elementos gráficos con el todo y con el contexto exterior del establecimiento, con la nitidez o bien claridad de los elementos gráficos y con la limpieza y orden del conjunto visual.
Es común, ver en nuestras ciudades letreros demasiado cargados de elementos, llenos de información superflua, con tipográficas equivocadas, que no se pueden leer de manera fácil o bien sencillamente mal proporcionados, que hacen realmente muy difícil saber cual es el nombre de la tienda, ya no afirmemos captar meridianamente un logo.

Existen muchas reglas de diseño que se deben tener en cuenta para conseguir la lectura conveniente de un letrero, mas afirmemos que, para iniciar, piensa en la regla “less is more” (menos es más). Así que debes dejarte asesorar por especialistas como rotulowcost.es/es/banderolas-vintage-hierro-forjado.html

* Visibilidad
Para la ejecución adecuada de la banderola exterior de una tienda, es esencial rememorar que prácticamente siempre y en toda circunstancia, está compitiendo por atraer usuarios en un entorno visual ruidosísimo, en muchas ocasiones lleno de letreros y colores de negocios vecinos circundantes (que están por su parte haciendo exactamente el mismo esmero por atraer al consumidor), por no hablar de las edificaciones, los cables de luz y teléfono y el tráfico. Todos estos factores afectan la visibilidad de la banderola.

Un proceso clave para asegurar la máxima visibilidad de la banderola vintage exterior, es el trabajo de trazo de perspectivas dibujadas y fotográficas a múltiples distancias y alturas del punto de venta y desde múltiples direcciones de aproximación, para examinar la altura y la colocación precisas en la línea visual de tráfico.

Otro factor esencial es la colocación perpendicular al tráfico del letrero.
Hemos visto varias veces el fallo de poner el letrero de la tienda sobre la fachada en avenidas que, por su velocidad y dirección de tráfico, sencillamente hacen imposible la lectura del letrero al automovilista.
Y no olvidemos el factor de iluminación, que es otro elemento vital de la visibilidad nocturna de un letrero, para seguir situando con eficiencia la tienda todavía en los horarios nocturnos.

En este sentido se debe asegurar que la luz del letrero siempre y en toda circunstancia sea intensa, de calidad y que ayude a progresar el impacto y la lectura de los elementos gráficos del letrero.
Sabemos que la construcción y colocación de este esencial elemento de branding va siempre y en todo momento acompañado de procesos complicados de administración de permisos con los municipios municipales, de ahí la relevancia de planear apropiadamente la altura y la cercanía a la vía pública para asegurar la eficiencia.

* Integración
La banderola exterior, debe siempre ser coherente con el branding integral de tu punto de venta.
Siempre y en todo momento se busca la mayor cantidad de identificación de marca en la tienda, conque el letrero exterior debe respaldarse con letreros auxiliares en la fachada y en los escaparates (si los hay), con elementos gráficos de apoyo a la identidad en los exteriores de la tienda, tal como con una lógica edificante, de materiales de construcción y de color, que consiga la integración visual perfecta de tu marca.

* Mantenimiento
Como todo, hay que cuidar nuestro letrero exterior.
Nada dura por siempre, con lo que lo más recomendable es tener un contrato con el distribuidor de la construcción del letrero a fin de que lo sostenga limpio, nos restituya las luminarias fundidas, cambie las piezas que se rompan y reemplace los elementos gráficos que requieran renovación.