Un estilo propio, el de Bloomingville

bloominville

Copenhague siempre fue una ciudad muy particular en mis viajes durante bastante tiempo. La capital danesa semeja ser un genuino centro de diseño en el norte de Europa y alberga ciertas mejores marcas de diseño y tiendas de interiores. Por suerte, las páginas nos dejan viajar a través de fronteras con uno o dos clics y con lo que he decidido, en un tanto inspiradora visita a una marca fabulosa de decoración para el hogar danesa: Bloomingville.

El estilo Bloomingville, es una mezcla de productos crudos con un toque escandinavo nostálgico y reproducciones de piezas fantásticas de tiempos pasados, inspirados en brocante francés. De esta forma sea, que esté en busca de un vaso, hermosa cocina o finos textiles para el hogar, Bloomingville tiene una extensa gama de bellas piezas para hogares felices.
Mis favoritos personalmente son los floreros trasparentes, ténuemente irregulares en diferentes tonalidades que semejan resplandecer cuando sale la luz del día a través de ellos.

La decoración danesa de Bloomingville

Bloomingville, es una firma danesa de muebles y decoración, la puedes hallar en Internet y comprobar sus páginas. En ellas podrás encontrar objetos y asimismo ideas ideales para decorar tu hogar, todo con ese toque escandinavo que tanto nos complace y que tan de tendencia está últimamente además en este país.

En su página web, se puede encontrar desde muebles a textiles, lámparas, vajillas… un sin fin de objetos que podrían decorar nuestra casa de arriba abajo con productos de esta marca

Únicamente viendo la portada del catálogo, ya nos hacemos una idea de lo que vamos a encontrar en su interior. Imágenes simples, mucha luz, mucha madera y textiles que nos conceden la calidez que caracterizan  a estos espacios situados al norte de Europa, donde el frío aprieta.
Esta vez apuesta por tonos más claros, con poco color, que multiplique la luz tan escasa de la que disponen, pero jugando con los textiles, con las maderas naturales sin trabajar, y como es natural con los complementos de cristal y cerámica tan propios de la firma.

Me agradan sus mesas, muy frecuentes también de la firma, de color blanco, con las patas en madera natural. Son ideales para tu zona de estudio, pero también como mesa de comedor.
En esta web hallarás todos y cada uno de los accesorios que puedas imaginar: lámparas, estanterías, mesas, sillas, cuadros, cestas, alfombras, papelería, jarrones… y un larguísimo etc.

Y es que puedes personalizar cualquier rincón de tu casa, hasta las cajoneras, con unos preciosos pomos, o bien hacer un collage azaroso para darle sensiblemente más personalidad a la puerta de tu dormitorio y colgar los accesorios.

Pero si lo que quieres es una estantería única, combina un sin fin de ellas, hasta formar la estantería ideal. Nadie más tendrá una como la tuya.

Y en ese rincón que no sabes en qué emplear, transfórmalo en una zona de lectura realmente agradable. Un banco de madera rústico, unos cojines y unas mantas y una buena luz, que aparte de esto aporte ese pedazo de color que tanto te complace.

Como final, te recomiendo una selección de vajillas  tan singulares. Las habrás visto en multitud de revistas y fotografías… Bien sabes donde lograrla.
Espero que te guste Bloomingville tanto como a mi, y si es de esta forma no dejes de ver su colección de artículos completa.