Etapas de la novia sin el organizador de bodas

Planear una boda no es cualquier cosa y no lo digo por la cantidad de labores o bien cosas que hay que efectuar, si no más bien por que siendo una experiencia nueva y que va de la mano de conmuevas y sentimientos, es muy normal que todas y cada una de las mujeres experimenten etapas como novia en la organización de la boda.
Las etapas de la novia en la organización de la boda, como lo señala su nombre, llevan un orden sucesivo. No necesariamente una mujer las va a vivir todas y cada una, mucho va a depender tanto de su personalidad como de las circunstancias. Por eso se aconseja contar con las ideas originales para bodas en Nupcio.

Ahora te presento las etapas de la novia en la organización de la boda, a fin de que en el caso de que llegues a pasarlas, las tengas bien identificadas, sepas de qué forma manejarlas y sobretodo no experimentes que hay algo malo con ello.

La primera de las etapas de la novia en la organización de la boda, ocurre con la entrega del anillo de compromiso, que se identifica por estar llena de emoción, sorpresa y shock, debido a que el instante tan aguardado de poder decir “¡Ahora me toca a mí!” llegó.

La segunda de las etapas de la novia en la organización de la boda, sucede prácticamente justo después de la primera y que debe ver con las 15 cosas que absolutamente nadie, afirma de organizar una boda en tanto que es imposible imaginarla hasta el momento en que la vives en carne propia. Me refiero a esa sensación de sentir el corazón, todavía más lleno debido a la muestras de cariño que te probarán tus seres queridos, en otras palabras, esa alegría que te hace que sientas que no cabes en ti.

La tercera de las etapas de la novia en la organización de la boda, no es tan color de rosa y es que cuando es hora de hacer realidad lo que prosigue, acciones como delimitar ¿Quién paga qué en la boda?, no tener idea por dónde comenzar, que todo el mundo haga preguntas y no saber responder, que la familia de la novia y del novio opinen, o bien caer en la cuenta que quizá que lo que tenían en mente no va a ser viable, esto producirá una etapa de confusión, agobio, desesperación y hasta un grado de decepción.

En la cuarta de las etapas de la novia en la organización de la boda, hay una mejora de la situación puesto que conforme las cosas van fluyendo hay una inyección de determinación, control o bien ¡de ver la luz! que va a hacer que te sientas inspirada, segura y con la mente clara.

La quinta de las etapas de la novia en la organización de la boda, es la que se llama la de los sentimientos contrarios. Dicha etapa es la más larga, en tanto que debe ver con la entrada de lleno a la planificación del gran día y en la que vas a vivir una montaña rusa de conmuevas. Por ejemplo: la dicha por hallar el vestido para novia de tus sueños, frustración pues al novio le da lo mismo que flores escoger, enfurezco por que una dama no colabora, irresolución por que no saben que colores de boda escoger, tristeza por el hecho de que “x” distribuidor que deseaba no va a estar libre para la fecha de boda que han escogido.

La sexta de las etapas de la novia en la organización de la boda, está repleta de cansancio, saturación, desesperación y también impaciencia pues ya llega el gran día. Es por eso que te damos el consejo de contratar un buen organizador de bodas.

Conforme se vaya acercando la fecha límite, aparecerá la número siete de las etapas de la novia en la organización de la boda que debe ver con temor, nervio y ansiedad que se producen por los tradicionales pensamientos negativos que todas y cada una experimentan: meditar continuamente que no se les haya pasado nada, que no todo este en orden o bien que ese día no todo salga perfecto. Normalmente es aquí donde se manifiestan las pesadillas con la boda.

La octava de las etapas de la novia en la organización de la boda, es cuando llega una sofocación pues caes en la cuenta de que tu vida cambiará, deberás “despedirte” de tus papás, casa, cama, comodidades etcétera. Aquí es donde entra la relevancia de cerrar círculos ya antes de la boda, a fin de que estén sosegadas.

La novena de las etapas de la novia en la organización de la boda, se da el enorme día en la que vas a sentir mucha satisfacción, entusiasmo, dicha y hasta adrenalina por ser el centro de atención.

Por último viene la última de las etapas de la novia en la organización de la boda, que debe ver con una liberación que va a sentir tu cuerpo con lo que probablemente tras la boda te vas a sentir agotada. Ahora va a ser esencial, sobretodo tras la luna de miel, estar preparada para prevenir la depresión postboda.