Excusas para no recomendar lentillas

¿Porque pensamos a menudo, que los jóvenes no pueden usar lentillas de contacto”? Parece que nada más estamos buscando excusas para no recomendarlas.

-Es demasiado joven (sin saber la edad, en bastantes casos)

-Para qué ponerle las lentillas de contacto si la graduación le aumentará.

-Extraviará muchas lentillas.

-El cuidar de las lentillas de contacto es complicado.

Creo que antes de no recomendar, la utilización de lentillas de contacto por usuarios jóvenes, tendríamos que hacer reflexiones de orden profesional, sociológico y psicológico.

-No hay una edad cronológica para adaptar lentillas de contacto, pero si una necesidad funcional y una edad mental.

-No deberíamos presuponer que porque un niño rompe muchas gafas, será un desastre utilizando lentillas de contacto.

-Muchas veces, la práctica deportiva e incluso los simples juegos en el colegio, suponen una dura prueba para niños portadores de gafas.

No tendríamos que añadir nuestros temores a los de los padres, profesores y otros profesionales a la utilización de las lentillas de contacto, puesto que a lo largo de los años, este medio de corrección óptica, ha conseguido ventajas como: mejorar la calidad de imagen, el mantenimiento del campo visual, libertad de movimientos, etc.

También, las ideas vertidas por los detractores y que han alcanzado a ser unas leyendas urbanas, son fácilmente refutables.

-El riesgo de infección, se reduce con la utilización de las lentillas adecuadas a cada caso, los controles periódicos y los reemplazos realizados con corrección según las indicaciones exactas de cada laboratorio

-El aumento de la graduación se originará lo mismo con el uso de gafas.

-El supuesto rechazo que aflora con los años de uso, queda eliminado con el reemplazo correcto de las lentillas (tenemos usuarios de lentillas rígidas, que no han cambiado sus lentillas en al menos 10 años).

Fuente: www.lentillasadomicilio.com/lentillas