La teoria cuantica de los psicologos

Una de las vías para reformar la ciencia de la mente, más populares en los últimos años -aunque de limitada penetración en el ámbito médico- ha sido la propuesta por el conocido físico y matemático Roger Penrose, quien afirma que los fenómenos de apariencia inexplicables de la mente humana, son debido a la naturaleza cuántica de ella misma.

Existen autores, como el psicólogo Bruce Greyson, de la Universidad de Virginia (EEUU), defienden que una teoría cuántica del cerebro, sería la explicación de las experiencias próximas a la muerte, desde una visión «que desafíe la simplicidad materialista», no siendo por eso paranormal. Las experiencias próximas a la muerte y otros fenómenos de la mente necesitarán, según Greyson, «de una psicología moderna, que no esté sujeta a la física clásica del siglo XIX sino más bien en la física cuántica del siglo XX, la cual incluye la conciencia en su expresión conceptual».

Lo que ocurre, es que las reflexiones académicas están lejos, realmente, de las prácticas médicsa diarias. Lo normal, es que una persona que ha sido resucitada tras un paro cardiaco, no hable de sus percepciones -si es que las tuvo- con el personal clínico, y esté desorientado y confuso durante un cierto tiempo, hasta que recobre por completo la conciencia, que “lo más lógico es que no se acuerde de nada”. Son teorías del día a día, sobre este tema de http://www.psicologos-madrid.com/ que nos comentan: En ocasiones, existen cuadros estructurados de algo similar a lo que es un delirio, pero no se tiene una composición muy clara, de qué es lo que ha ocurrido. Estando muchos años en esto y nunca he oído a nadie, que me diga de una luz al final del túnel. Algunos comentan, que se acuerdan haber visto al equipo que les atendió: seguramente estará mezclando recuerdos, de cosas que ha visto con lo que se le cuenta». Se debe de tener en cuenta, nos recuerdan los psicologos madrid, que «no es un despertar fisiológico, como el que nos ocurre por la mañana todos los días», sino que los pacientes, han sido tratados con fármacos que podrían afectar sus percepciones: No se puede sentir con claridad qué está ocurriendo.