Las encimeras de cocina, en reformas integrales madrid

Escoger la encimera de una cocina, es entre las resoluciones más esenciales cuando se está rehabilitando o bien modificando la cocina por vez primera. No es nada sencillo tomar esta resolución, en tanto que este elemento acostumbra a ser realmente perceptible en el diseño de las cocinas.

Para elegir una buena encimera deberás tener presente múltiples factores: la duración (no es exactamente lo mismo una encimera para una residencia de alquiler que para una residencia propia), el presupuesto y su mantenimiento.
En reformas integrales madrid, vamos a explicarte los diferentes tipos de encimeras que hay en las cocinas actuales y sus ventajas y desventajas e intentar hacerte, más simple el proceso de elección de este elemento tan esencial.

Encimeras de cuarzo sólido

Lo que recientemente veo que es una tendencia ya extendida, y por consiguiente ha dejado de ser una moda, son las encimeras de cuarzo sólido. Es un material de mucha dureza, bien difícil de rayar, se limpia con sencillez, es resistente al agua y los golpes, pero debemos tener precaución con las altas temperaturas con lo que es mejor usar protectores, para algo que salga de manera directa del fuego o bien del horno.
Tenemos muchas marcas comerciales, desde las más conocidas como silestone o bien zodiaq. Se diferencian los diseños, precios y la sencillez para hallar algunas de ellas, más la calidad es muy afín.

Encimeras de piedras naturales: granito y mármol
*Encimeras de Grano
Entre las más utilizadas (hasta el momento, si bien se prosiguen haciendo) son las encimeras de grano. Son de gran dureza, prácticamente imposibles de rayar, resistentes a los ácidos y golpes, son muy sufridas.
Siendo porosísimo el grano, las manchas penetran, sobre todo el aceite, y pueden quedar permanentemente. En cambio, resiste completamente el calor, con lo que se pueden dejar las ollas y cazuelas calientes sin inconveniente.
Existen múltiples colores, quizás entre los más populares para cocinas sea el grano rosa o bien asimismo el gris perla. No hay tanta pluralidad como en el quarzo sólido, más cada vez salen nuevos colores y presentaciones.

Encimeras de mármol

Las encimeras de mármol, son de peculiaridades bastante similares al grano, si bien algo más frágiles, sobre todo con las manchas y ácidos. Otra de las desventajas, es que pierden brillo fácilmente. Son muy resistentes a las ralladuras, más en cambio no lo es a los grandes golpes.
En lo que se tiene que ver con la estética, poseen un diseño bastante elegante, más la encimera de mármol es más difícil de sostener.

Encimeras de Formica y productos sintéticos

Esta clase de encimeras, es el material más asequible y simple de sostener, resiste golpes, calor y rayones. Se trata de un aglomerado de madera con una capa superior que imita diferentes acabados a madera, piedra, aluminio, colores.
Más hay que tener bastante cuidado con el agua, puesto que se estropea de forma fácil, y por tanto su duración es menor. Es la solución para presupuestos ajustados o bien para situaciones más temporales.

Encimeras de Corian

Dejan moldear encimera y fregadero en una pieza. Es un material novedoso, bastante caro, se moldea con mucha sencillez, más es duro, no se raya y es ideal para las juntas. Resiste plenamente el agua y hay más de 100 colores.

Encimeras de Acero

Aconsejable para chefs “casi profesionales” o bien apasionados del diseño industrial. Resalta por su higiene, además de esto resiste de forma perfecta al calor y a los ácidos. Es asimismo un material carísimo y de aspecto friísimo. Aqui lo veo más para bares o bien restaurantes e inclusive para residencias tipo loft.

Encimeras de madera

Son de gran belleza, y utilidad decorativa, con una gran cantidad de colores y ambientes, desde rústicos hasta modernos. Dan calidez a la cocina.
Pese a que acostumbran a estar bien embarnizadas son porosísimas, con lo que las manchas penetran con sencillez, se rayan enseguida y el mantenimiento por lo general es frágil. Además de esto, el empleo incesante del agua en la cocina podría afectar a su duración.