Los materiales que componen los VIBRADORES

 

vibradores

Llega la hora, de decidir qué material es el más conveniente para nuestros vibradores. Presta atención pues hay diversidad, ¡y mucha!

 

vibradores

– Silicona
Sin ningún tipo de dudas, el material más habitual para los artículos sexuales. Su empleo cada vez es más frecuente en vibradores y es como suelen estar fabricados los de mayor calidad.
Su suavidad, su flexibilidad, su solidez, su calidad…además retiene la temperatura anatómica, con lo que se calienta de forma fácil con el contacto del cuerpo, vamos, de lo mejorcito que nos podemos hallar.

 

La silicona aporta tacto afelpado a los vibradores

Este tipo de material, cuando esta nuevo puede parecer oleaginoso, puesto que salen de este modo de fabricación para mejorar su mantenimiento. Ya antes de utilizarlo la primera vez, siempre y en toda circunstancia es recomendable lavarlo con un jabón neutro.

Con un cuidado conveniente, este material da una durabilidad de muchos años.
Si tenemos que hallarle alguna queja, sería el coste, que suele ser algo mayor al resto, y su compatibilidad con lubrificantes, puesto que sólo es compatible con los lubrificantes de base agua.

 

vibradores

 

– PVC
El material tradicional en los artículos sexuales. Los vibradores confeccionados con este material, suelen ser de los más duros, para aquellas personas que desean resistencia y potencia en la vibración. Es el material idóneo, si se busca una estimulación externa y firme.

Los vibradores de PVC son los más robustos.
Al no tener superficies porosas son uno de los más simples de adecentar.
Generalmente, son resistentes al agua y permiten un largo periodo de almacenaje. Idóneo para emplearlo con todo tipo de lubrificantes, tanto de sabores, anales, base agua o bien silicona.

– Plástico ABS
Este plástico, se halla por norma general conjuntado con silicona para lograr productos más económicos. Se trata de un material, que deja fuertes vibraciones pero al tiempo es flexible. Muy habitual en el empleo de masajeadores y muy frecuentemente formando una parte de las zonas externas de los vibradores, como el mango, los botones o bien la estructura.

 

VIBRADORES

 

– Gelatina
Se trata, de un material muy polivalente y uno de los más flexibles y blandos. Se puede presentar con diferentes tipos de textura, desde rugosa a completamente lisa. La extensa cantidad de colores, con los que se pueden encontrar, hace que además de esto sean de los más amenos.

Vibradores gelatina, los más flexibles

La gelatina es uno de los materiales más económicos, lo que deja amoldarse a cualquier bolsillo.
Puede oler un poco al comienzo, pero con una rutina de conveniente limpieza, la fragancia desaparece. ¡Esencial! Se trata de un material bastante poroso, con lo que es esencial limpiarlo antes de usar y después, para eludir cualquier infección o bien desarrollo bacteriano. De ahí que es esencial guardarlo en un sitio fresco, sin exposición directa a la luz y sin contacto directo con otros artículos.
Los lubrificantes compatibles, serían los de base de agua. Evitar (como en el caso de la silicona) aquellos lubrificantes de base de silicona.

 

 

Existe una gran variedad de vibradores confeccionados por distintos materiales, siendo el más habitual la Silicona.

 

 

TPR (Caucho termoplástico) y TPE (Elastómero termoplástico)

 

Se trata de un material de dureza y flexibilidad intermedio entre el PVC y la silicona. Lo más habitual, es localizarlo conjuntado con silicona para aportar una textura muy afín a la piel real. Esta combinación de materiales, se conoce así mismo por el nombre de Realskin o bien Cyberskin.

De tacto natural y elasticidad media. Deja que los vibradores sean la réplica más natural a un pene de verdad. Disponemos de miles de vibradores en este sitio.

El lubrificante compatible para esta clase de material es de base aguada y su limpieza es simple, a ser posible con un limpiador concreto para juguetes sexuales.

 

VIBRADOR

– Cristal
Si bien a priori, parece un material sensible, es uno de los más resistentes en esta clase de artículos. El cristal más usado en este tipo de vibradores es el pirex, un cristal resistente a golpes y suave al tacto. Se trata, aparte de un material no poroso, idóneo para eludir posibles infecciones y de muy simple limpieza con limpiador singular o bien, sencillamente agua templada y jabón neutro.

Los vibradores hechos de cristal aportan sensaciones muy singulares.
Lo bueno del empleo de este material en vibradores es el juego que deja. Se puede calentar o bien enfriar. Conforme tengas el día, puedes probar a enfriarlo en la nevera, o bien sumergirlo en agua caliente y probar en tu cuerpo sensaciones de lo más extremas!

 

 

VIBRADORES

– Metal
Llegamos a uno de los materiales más complejos. Podemos hallar desde vibradores de oro, plata, latón, titanio, aluminio e inclusive acero inoxidable. Pero, no es sólo la sofisticación lo que debe hacernos inclinarnos por este material, su solidez, rigidez son así mismo peculiaridades a tener en consideración tratándose de vibradores de metal.

 

Los vibradores de metal para los más audaces

Si además de esto, eres un amante del BDSM este es tu material. Son los más resistentes a roturas y los que más “marcha” dan. Se identifican, por la sensación de peso que producen y por su alta resistencia de retención de frío y/o calor, lo que deja dirigir el juego de la forma que más te guste.

Es uno de los materiales más usados para vibradores y consoladores anales, en tanto que deja esterilizarlos sumergiéndolos en agua hirviendo. Para su limpieza, se pueden emplear así mismo, limpiadores concretos para este tipo de artículos o bien agua y jabón neutro.
No es poroso, con lo que se transforma en una de las opciones más salubres y también higiénicas. De la misma manera que el vidrio, para los vibradores de metal es recomendable el empleo de lubrificantes (admite todos) para conseguir un mayor deslizamiento.