Los neumaticos de la rueda temporal/repuesto

Estas ruedas de recambio, tienen idénticas dimensiones que los neumáticos y aros o rines originales, pero una confección más liviana y una profundidad de la huella más pequeña, con la idea de rebajar el peso del coche y el consumo de combustible, además de facilitar el montaje. La mayor parte de los vehículos modernos, vienen equipados con aros o rines de aleación, pero estas ruedas de recambio temporales, poseen un rin de acero.

Ruedas de repuesto temporal/compactoRueda

Estas ruedas de recambio, son más pequeños y angostas que los neumáticos y rines de origen del vehículo. Su medida más pequeña, precisa que la presión de aire sea más alta (sobre 60 psi) que la de neumáticos normales. Son de peso liviano, para reducir el del vehículo, y su banda de rodamiento no tiene tanta profundidad, lo cual, nos permite mayor espacio en el maletero. Estas ruedas, han sido estudiadas para montar tan solo en el vehículo donde vienen. No intente usar estas ruedas en otros vehículos, a menos, que sea de la misma marca e incluso modelo.

Consejos que le ayudarán a usar su rueda de repuesto correctamente y con seguridad.

Aprenda a colocar la rueda de repuesto antes de que precise utilizarla. Identifique donde esta ubicada la rueda de repuesto, el gato (jack), herramienta para soltar las tuercas y la llave del candado del rin (si lo lleva de serie). Observe donde se debe poner el gato bajo el vehículo y practique el cambio de rueda, así le será más fácil, si le ocurre en una noche fría y lluviosa la necesidad de cambiar la rueda por un pinchazo.

Las ruedas de recambio temporales, han sido confeccionadas para ser utilizadas en un corto plazo simplemente; no han sido ideadas con las mismas capacidades en cuanto a carga, velocidad o tracción para cualquier estación que las ruedas originales.

Verificar el manual y las instrucciones en el flanco del neumático, para usarla con corrección. El control del vehículo, con una rueda de repuesto es dificultoso y la mayoría poseen indicaciones de no superar una determinada velocidad y un recorrido, tampoco se tendrán que remolcar vehículos, etc.

Compruebe la presión del aire, con un medidor de presión de aire una vez al mes o al mismo tiempo que verifica las otras. No existe nada, más desagradable, que al momento de cambiar una rueda, la de recambio esté desinflada. Es importante revisar la presión de aire indicada por el fabricante, pues en el momento de utilizarla no se nos planteará ningún contratiempo.

Fuente: neumaticoscobravo.com