Los sacos de cochecito para capazo universal

sacos para capazo

 

Trabajamos día a día para hacer de Fundas Buga una marca de referencia. De ahí que, nacimos con el entusiasmo de explorar nuevos horizontes, y nos chifla ser vanguardistas en la busca de nuevas formas de unir nuestro amor por el diseño, sin olvidar lo funcional que, como nos ha enseñado nuestra experiencia como mamás, es tan preciso en nuestro día tras día.

El día de hoy nos agradaría compartir contigo todos y cada uno de los pasos que hemos dado para elaborar estos fantásticos sacos.
Para esta temporada disponemos de tejidos en terciopelo fantásticos, tejidos suavísimas con un efecto seda que transmiten dulzura y comodidad solo con tocarlos, unos tejidos al unísono muy resistentes que combinan de manera perfecta.

Nuestros sacos para capazo son muy funcionales como podéis ver en nuestra página web. Nuestros peques comen en el coche y como es normal, se manchan. Para no tener que estar lavando el saco completo es suficiente con desmontar la solapa y lavarla a parte.
Además de esto la función de ser reversible te deja cambiar el look cada vez que desees.

Y como no, nuestro relleno extraíble, para las temporadas más frías del año que harán que te quieras meter en este fantástico saco.

¿Qué quiere decir que sea universal?
Sencillamente que este capazo puede servir, en un inicio, para acoplarse a todo tipo de sillas ligeras del mercado (sin importar lo más mínimo la marca): de cero meses, sencillo o bien gemelar.
Además de esto, su reducido peso, que no llega a los dos Kg, deja que el conjunto final (capazo y silla) sea asimismo ligerísimo.

Descripción y garantías
Es un producto muy polivalente, de ahí que nos atrevamos en Fundas Buga a presentarlo como una buena solución para aquellos progenitores que desean aprovechar al límite su silla ligera y no desean valorar otro tipo de soluciones más adaptadas.
La seguridad de nuestro bebé está fuera de toda duda, en tanto que este producto ha superado todos y cada uno de los test de seguridad y homologación y se ancla de forma perfecta al chasis de nuestra silla. Como excepción, podemos decir que no es compatible para aquellas sillas ligeras que su empleo no esté recomendado desde los cero meses.

Además de esto la capota se puede poner en diferentes situaciones.
A simple vista es un capazo (cuna para bebés, capaz para cubrir las necesidades pertinentes al bebé desde el momento en que nace hasta los 4 meses de edad, nueve kg. de peso).

Una solución práctica y económica
Transforma de forma fácil tu silla ligera de paseo en un coche sólido y muy maniobrable: una solución fácil, económica y muy práctica.