Los trucos para vender muebles de segunda mano ganando dinero

 

muebles de segunda mano

 

Somos especialistas en la venta de productos de segunda mano. Nos encargamos de la compra-venta de mobiliario de casa y hostelería de segunda mano, antigüedades y muebles, electrodomésticos.
La compraventa de artículos de segunda mano, es una tendencia de aprovechamiento de recursos que favorece tanto al comprador como al vendedor. Vender los muebles de segunda mano utilizados que no precises es una forma de darle un aire nuevo a tu casa, local o bien oficina, quizá una mudanza o bien una herencia te llevan a venderlos y ganar un dinero extra. No obstante, no solo es suficiente con apreciar el venderlos, hay que tener una estrategia para sacarle el mejor partido de forma rápida y eficaz.

* Haz un inventario con todo el mobiliario que desees vender
Aconsejamos, invertir algo de tiempo para saber qué piezas deseas vender, el estado en que se hallan y entonces reunirlos por categorías: muebles de salón, de dormitorio, cocina.

* Descarta los muebles que estén en malas condiciones
Haz un ejercicio de sensatez, ponte en el sitio del usuario, y separa los muebles que están en estupendas condiciones de los que no lo están. Pese a que sean de segunda mano, el comprador demandará que estén en buen estado.

* Buena apariencia
Sea cuál sea el artículo que desees vender, cerciórate de que está limpio, la buena apariencia del producto es un factor clave para sacarle mayor rentabilidad. Revisa bien los cajones, las partes traseras y los desperfectos: si hay algo que falle o bien falte mejor informarlo.

* Encuentra tiendas de compra-venta de muebles de segunda mano o empresas en las redes de Google.

 

muebles de segunda mano

 

El día de hoy, deseamos enseñarte varias ideas de qué forma actualizar esos muebles sin grandes inversiones o bien como tunearlos y aprovecharlos, estando en armonía con la reforma nueva que vayas a efectuar en casa.
Lo que más se hace es lacarlos. No te puedes hacer una idea del cambio radical que les da. Se pueden lacar en un color blanco, que sería lo más económico, o bien ser un tanto más audaces y apostar por un tono de laca diferente, lo bueno que tiene esto, es que puedes seleccionar un color de laca a capricho, con lo que puedes darle un cambio radical.

Fuente: http://vaciatucasa.com/