Salón del manga privado en un local de Barcelona

Vivo en Barcelona, lo cual, para las personas aficionadas al manga y anime o los comunmente denominados y autodenominados otakus, sabrán que supone tener una suerte impresionante. Sí, es cierto: el Salón del Manga de Barcelona es el mejor de España, y por eso no puedo faltar nunca a mi cita anual; aunque todo sea dicho, empieza a perderse su esencia. Las primeras veces que fui todo era menos agobiante, más “por fans y para fans”; pero pronto se convirtió en toda una industria, en algo con unos horarios y unas reglas que había que cumplir a rajatabla porque, claro está, daba mucho dinero.

Sigo yendo al salón y seguiré yendo, eso lo tengo más que claro, pero echo tanto de menos esos tiempos en los que todo era sencillo que se me ha ido la olla y he decidido, agárrense a lo primero que encuentren, organizar mi propio salón del manga. Pero a este solo invitaría a mis amigos más cercanos, a una porción reducida de gente, es evidente. Tampoco habría stands, o quizá sí, pero de comida, bebida y cosas hechas a mano (tengo una amiga a la que se le dan de miedo); y, eso sí que no puede faltar, concurso de cosplay y karaoke. Para hacer todo esto antes necesito partir de lo básico: un local de alquiler en Barcelona.

Porque no lo voy a celebrar en la calle; primero porque no puedo, a menos que pida permiso; y segundo, porque no quiero que todo el mundo se entere: como ya he dicho, es algo privado. Un local en Barcelona es perfecto para eso: huiría de miradas ajenas indeseadas y mis amigos y yo tendríamos un hueco en el que rememorar los buenos tiempos del Salón del Manga de Barcelona; esos en los que todos nosotros nos conocimos. Y lo dejo aquí porque me voy a poner nostálgico.

Y por si necesitas un consejo, en www.turofincas.com podrás encontrar todos los locales que necesites en Barcelona.

Salón del manga privado en un local de Barcelona

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *