Solucion de las hipotecas baratas en caso de divorcio

hipotecas baratas

Un divorcio jamás es simple, mas si además de esto incluye una de las hipotecas baratas por el medio, localizar una solución puede resultar una pesadilla. Te lo explicamos a continuación:
A una situación más que frágil por sí, hay que sumar que si bien el mercado de la residencia esté ensayando cierta restauración, todavía está lejos de ofrecer las opciones que existían ya antes de la crisis.

¿De qué manera lograr desligarse de la hipoteca?
Caso de que la pareja llegue a un acuerdo para decidir que lo más lógico es deshacerse de la casa y, en consecuencia, de la hipoteca, existen dos posibilidades: la dación en pago o bien la venta de la residencia. No obstante, los dos caminos son difíciles de lograr en nuestros días, así sea por la situación del mercado o bien por las propias demandas del banco.

Venta de la residencia
Deshacerse de la residencia a través de la venta es seguramente la primera opción que nos viene a la cabeza, si bien es muy posible que hallar un comprador nos lleve mucho tiempo, dependiendo del tipo de inmueble del que se trate.
Por otro lado, esta alternativa acarrea dos problemas: por una parte, la venta de la residencia puede prolongar dramáticamente el proceso de divorcio y por el otro es muy posible que no logremos el costo al que la adquirimos, visto la depreciación del metro cuadrado que se ha experimentado.

La dación en pago
La famosa dación en pago consiste esencialmente en liquidar la deuda sobrante de nuestro préstamo hipotecario entregando la casa al banco. Así vamos a quedar exentos de la deuda. Sin embargo, lograr la dación en pago va a ser realmente difícil en tanto que los bancos tienen llena su cartera de pisos por embargos y más si esta posibilidad no estaba contemplada en nuestro contrato hipotecario. Y por si no fuera suficiente con lo anterior, va a ser todavía más bastante difícil si:
– La deuda sobrante de la hipoteca representa gran parte del valor de la residencia
– Nuestra situación financiera es suficiente para poder hacer en frente de la hipoteca
– Si en el contrato habíamos incluido avalistas que sean soluciones
– Tenemos otras deudas

 ¿Y si alguno de los conyugues desea la casa?
Si lograr hacer desaparecer la hipoteca es una empresa bastante difícil, no lo es menos en qué momento uno de los cónyuges desea quedarse con la residencia. En estos casos existen tres vías para esto, si bien en los tres casos es muy posible que las dos partes sigan figurando en el contrato hipotecario.